La verdad sobre AstraZeneca

Sobre AstraZeneca tengo una intuición:

1) El gobierno decide vacunar con AZ a personal esencial y menores de 60

2) Como todos los medicamentos, tiene efectos secundarios en una parte mínima de la población

3) La Agencia Europea del medicamento y el GOBIERNO dicen que es SEGURA

4) 5 meses después, aún no se sabe por que, la UE decide que NO compra más vacunas de AZ, y mantiene que son seguras

5) El Gobierno nos dice que somos unos histéricos y que la vacuna de AZ es segura

6) en el mes 5, el gobierno empieza a hacer cuentas, y NO hay SEGUNDAS dosis para todos

7) y al gobierno no se le ocurre otra cosa que sacarse de la manga un estudio “científico” con 600 personas que dice que “recomienda” segunda dosis de Pfizer

8) pero ABRUMADORAMENTE la gente sigue pidiendo segunda dosis de AZ

9) El gobierno entonces decide acosar más: tienen que firmar ustedes un consentimiento de que prefieren AZ que dice que si le pasa algo es “su culpa”

10) Pese a esta nueva amenaza la gente se vacuna de AZ

11) El Gob monta un “Off the record” con periodistas para que EXPLIQUEN que AZ poco menos que mata, y sacan los fallecimientos que ya hemos contado. Dicen que les van a pedir a las CCAA que ELLAS se hagan responsables de convencer a la gente sobre la vacuna. Insólito

12) las vacunas las compra EL GOBIERNO, las distribuye EL GOBIERNO, y nos podemos encontrar con que usted vaya a por su SEGUNDA dosis de AZ, y NO HAYA.

Y entonces una de 3:

– No se vacune
– Se vacune segunda dosis con Pfizer
– Monte un pollo porque tiene derecho a segunda dosis de AZ

Veremos en los próximos dias que es lo que pasa, pero parece evidente que, SI LA VACUNA DE AZ PUEDE MATAR, como insinuó ayer la ministra de Sanidad, la tienen que retirar inmediatamente del mercado, pedir disculpas a cinco millones de vacunados…

Ahora resulta que la culpa de ponerte una vacuna u otra la tenemos nosotros… ¿será que hay un 90% de fachas en España que no quieren hacer caso del gobierno? Es todo de una burrada del tal calibre… Están jugando con la confianza de una sociedad en una crisis sanitaria…

¡En fin!
Seguro que no tengo razón, y la razón es otra.
Pero a estas alturas, ojalá la razón sea que igual no hay vacunas suficientes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: