VOX entra en la mesa de congreso ante la desesperación de la izquierda

Democracia e izquierda no son compatibles. Nunca lo han sido y nunca lo serán.

La izquierda jamás ha entendido que la democracia se basa en el respeto a las opiniones e ideas de los demás y que cuando el pueblo vota hay que acatar su decisión.
Con 52 diputados y más de 3 millones de votos, PSOE, PODEMOS, ERC, etc han intentado boicotear por todos los medios que VOX tuviera voz en la mesa del congreso.
Pero al final no ha podido ser y PSOE, PP, Podemos y Vox, se han repartido las cuatro vicepresidencias de la Mesa del Congreso.

 

 

El socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis se ha hecho con la primera con 108 votos, mientras Gloria Elizo de Podemos ha conseguido la tercera al obtener 77 votos, gracias a la cesión de los votos de los diputados de ERC y Junts.

Ana Pastor ocupará la segunda vicepresidencia tras obtener 101 votos, y después de pelear con Meritxell Batet por la presidencia del Congreso en la votación anterior.

El diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro será quién ocupe la cuarta vicepresidencia gracias a los 52 votos de su grupo

Podemos, ERC y Junt han intentado convencer al PSOE para levantar un cordón sanitario que evitara la entrada de Vox en la Mesa pero no lo han conseguido porque los socialistas se han desmarcado porque han preferido obtener la vicepresidencia primera de la Cámara a boicotear a Vox.

Y el PSOE culpa a… PP y Ciudadanos

Demostrando una vez mas la falta de cualquier respeto democrático, PSOE culpaba a PP y Ciudadanos de no haber impedido que VOX tuviera la representación que por derecho le correspondía.

Los socialistas junto a Podemos y sus otros aliados tenían votos mas que de sobra para dividirlos entre tres y quedar cada uno de ellos por delante de los 52 diputados de Vox.

Ah… Pero es que eso habría convertido a Ana Pastor en vicepresidenta primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *