Los enfrentamientos estallan en Beirut

Las manifestaciones fueron alimentadas por la furia por la corrupción y negligencia de la élite gobernante del país.
Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos para hacer retroceder a los manifestantes.

 

 

Los manifestantes se apoderaron de la capital de Líbano, alimentados por la indignación generalizada después de una explosión en el puerto de Beirut que mató al menos a 154 personas y destruyó barrios enteros.

Un oficial de policía ha muerto durante las protestas que han sacudieron la capital libanesa, cuatro días después de la explosión del puerto.

Entre los miles de participantes, algunos llegaron a atravesar los muros de dos ministerios antes de ser desalojados por el ejército.

Muchos libaneses consideran la explosión como la última y más peligrosa manifestación de la corrupción y negligencia de los líderes del país.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: