La lava podría seguir fluyendo hasta noviembre… El pasado domingo, el volcán Cumbre Vieja despertó de forma majestuosa y espectacular en la isla de La Palma, en Canarias, cincuenta años después de su última erupción.

Los habitantes pudieron ser evacuados rápidamente, el fuego continúa saliendo del cráter. El viernes, la Cumbre Vieja incluso entró en una fase explosiva extrema, amenazando con destruir cualquier superficie de vidrio en un radio de 3 km a la redonda.

Además, durante la última semana, toneladas y toneladas de cenizas y humos tóxicos han estado escapando del volcán. Afortunadamente confinadas a altísimas alturas, estas partículas de azufre que sobrevolaron Occitania a finales de semana antes de cubrir buena parte de Europa central y occidental en los próximos días, no representan un peligro para la salud humana.

Deja un comentario