PP, CIUDADANOS Y EL CHANTAJE DE PEDRO SÁNCHEZ

¿CEDERÁ EL PP Y CIUDADANOS AL CHANTAJE DE PEDRO SÁNCHEZ?

 

Parece que hoy está llegando a España una ola de calor de procedencia africana que la cubrirá casi por entero. Ojalá éste sea el comienzo de un calor que ha venido para quedarse durante todo el verano. Ojalá el radio de acción de esa ola de calor cubriera toda Europa y, en toda Europa, hiciera entre 30 y 40 grados o más durante los próximos meses.

En los últimos años, el calor ha tardado en llegar más de lo que lo hacía antaño. Los veranos, en los últimos años, han sido de todas formas calurosos, aunque han empezado a serlo más tarde. Quiero creer que este año el calor de verdad empezará más pronto que en los años anteriores por aquello de que “Dios aprieta, pero no ahoga”.

¿Qué pasará si así es y, con la llegada del calor de verdad, el corona-virus se disuelve como un azucarillo en una taza de café hirviendo? ¿Qué pasará si, con la llegada del calor de verdad, los contagios y muertes por corona-virus caen en picado hasta rápidamente desaparecer? ¿Que pasará si, como sucede cada año, y año tras años, con la gripe, de la misma manera que no hay contagios de gripe en verano, tampoco hay contagios de corona-virus en verano?

 

Pasará, entre otras cosas, que a los trabajadores y a los empresarios grandes, medianos y pequeños, el tiránico Gobierno de Pedro Sánchez nos seguirá arruinando y abocando a la miseria mientras nos obliga a someternos, sin ninguna necesidad de que así sea, a una desescalada que se desarrollará a paso de tortuga, porque, a Pedro Sánchez -asesorado por sus expertos… en provocar devastadoras crisis económicas-, no le dará la real gana de agilizar el proceso de desescalada y acceder a que, entre una fase y la siguiente de la desescalada, pueda transcurrir un período de tiempo inferior a 2 semanas.

Pero la culpa de que se siga arruinando España sin ninguna necesidad de hacerlo y a lo tonto, la culpa de que se demore estúpidamente la recuperación económica de España, no será solamente de Pedro Sánchez, de Pablo Iglesias y de sus secuaces. La culpa de que el desastre que se ha provocado sea aún mayor y más angustioso para los españoles la tendrán también el PP y Ciudadanos en caso de que voten a favor de la 4ª prórroga del Estado de Alarma, o, dicho de otra forma, de la desescalada según el “ordeno y mando” de Pedro Sánchez.

En su comparecencia de hoy mismo, ese émulo de dictador de república bananera que es Pedro Sánchez ha amenazado a los partidos de la oposición diciendo que, si se negaban a votar a favor de su proyecto de desescalada, no habría desescalada de ningún tipo, como si no fuera posible plantear otro tipo de desescalada (más flexible, más ágil, si las circunstancias lo permiten -y creo que lo van a permitir más deprisa de lo que Pedro Sánchez quisiera- y menos gilipollesco) que no fuera aquél que él quiere imponer. Es decir, no sólo ha amenazado a los partidos de la oposición -sobre todo, PP y Ciudadanos-, sino que ha tratado de chantajearles… en vivo, en directo y ante todos los españoles.

Recurrir a la amenaza y al chantaje no es propio de buenas personas, Sr. Pedro Sánchez, y todo el mundo lo sabe. Los hay que no saben ponerse una mascarilla y los hay que no saben evitar que se les caiga la careta… y ante todos los españoles nada menos.

Si, tanto el PP como Ciudadanos, votan a favor de la 4ª prórroga del Estado de Alarma, no sólo les habrán demostrado a todos los españoles que son unos partidos políticos lo bastante cobardes y pusilánimes como para ceder a chantaje de Pedro Sánchez, sino que se convertirán en cómplices de una desescalada que, por desarrollarse innecesariamente a paso de tortuga, obligará a los españoles a sufrir una crisis económica todavía más grave de lo que podría haber sido.

Si PP y Ciudadanos apoyan la 4ª prórroga del Estado de Alarma de Pedro Sánchez y no le fuerzan a cambiar el rumbo de su desastrosa gestión de la crisis del corona-virus, se convertirán en cómplices y corresponsables de esa desastrosa gestión y de la evitable agudización de la terrible crisis económica que ya tenemos encima.

Ha llegado la hora de que PP y Ciudadanos demuestren un poco de valentía. Las personas valientes no merecen ser representadas por diputados cobardes… y todavía menos por diputados que contribuyan a que se les arruine la vida todavía más.

Sres. Casado y Arrimadas, tienen ante sí la que podría ser la mejor oportunidad de sus carreras políticas para granjearse el crédito y la confianza de sus votantes y de los que pensaban votarles en el futuro. Hagan el favor de aprovecharla por el bien de España y de los españoles.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: