La obligación de estudiar en catalán

Estoy en ese punto en que el sentido común me sugiere abandonar todo intento por conciliarme con la clase política y la especie que la sustenta.
A veces pienso que el maldito virus está afectando mi entendimiento. ¿Qué otra explicación puede haber a mi pobre comprensión de las actuaciones que este gobierno realiza?
Nada de lo que hacen justifica el esfuerzo que sus miembros realizaron para asumir tan altas funciones. Parece que solo toman decisiones forzados por las circunstancia pero sin orientación alguna. Eso sí, siempre con la vista puesta en no perder los apoyos que les permiten controlar el escenario y sus actores, aburriendo hasta el cansancio a quienes pagaron la entrada sin derecho a devolución.
Este país ha sufrido la incompetencia de varios gobiernos de diferente color. Estamos curtidos, pero no tanto como para no sorprendernos del menosprecio de esa gente hacia todo lo que fundamenta nuestro Estado de Derecho.
La malicia de sus socios, condiciona sus apoyos a la propuesta y ejecución de leyes como la que ahora quieren imponernos. Torpes unos, tontos los otros, no comprenden que finalmente obtendrán el efecto contrario.
Donde el catalán se implantaba de forma natural por simpatía, o familiaridad, ahora es un distintivo de la política identitaria que se obsesiona con erradicar el castellano. Semejante torpeza provocará con el tiempo la reacción de quienes teniendo al castellano como lengua materna habían integrado con naturalidad el catalán como su otra lengua sin menoscabo de una u otra.
Supongo que el TC tendrá algo que decir en ese sentido, dejando una vez más al gobierno de turno en evidencia, pero el mal ya está hecho.
En una comunidad donde son cooficiales las dos lenguas, nadie debería regular a favor de una u otra, generando conflictos interesados. Las consecuencias se harán notar tarde o temprano pero como siempre sucede, para entonces sus autores estarán disfrutando de su bien remunerada torpeza.
Es curioso cómo se vuelven las tornas con el tiempo. ¿Alguien recordaba esta viñeta del gran Perich, o los argumentos de CIU?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: