LA MUY ELOCUENTE AUSENCIA DE NUESTRO PRESIDENTE

Hoy estaba esperando la comparecencia de rigor de todos los sábados de Pedro Sánchez. Estaba esperando que nos soltaría uno de sus reiterativos rollos para después no responder a las preguntas que le hicieran algunos periodistas, que es lo que ha venido haciendo, desde el comienzo de la crisis del corona-virus, todos los sábados y sin perdonar ni uno.

Pero, para mi sorpresa, he estado esperando en vano, y  ha sido una verdadera lástima que, precisamente este sábado, no nos obsequiara con una de sus floridas comparecencias.

Ha sido especialmente una lástima que hoy no compareciera ante las cámaras de televisión porque, precisamente hoy, habría podido darnos la estupenda noticia de que, gracias al vertiginoso descenso del número de muertes por corona-virus, nuestro Gobierno puede permitirse gestionar que turistas alemanes y de los países nórdicos puedan venir a comunidades como Baleares y Canarias desde el 15 de junio (y no desde principios de julio, que es aquello en lo que parecía estar tan empeñado Pedro Sánchez).

¿Cuál habrá sido el compromiso tan importante que ha obligado a Pedro Sánchez a saltarse su comparecencia de hoy? ¿Ha existido realmente tal compromiso?

Si ha existido, mejor sería que nuestro Gobierno se apresurara en informarnos de cuál ha sido ese compromiso tan importante e ineludible, porque, como siga sin hacerlo, nos estará invitando a que supongamos que a Pedro Sánchez le molesta mucho darles buenas noticias a los españoles; a que supongamos que le molesta mucho tener que adelantar la temporada turística, en lugar de retrasarla absurda e injustificadamente, tal y como él quería imponer a toda costa; a que supongamos que le interesa mucho más imponer su “santa” voluntad de empanado-iluminado que hacer posible cuanto antes la reactivación del motor de nuestra economía y que, por lo tanto, finalice lo más pronto posible el empobrecimiento y la angustiosa situación de las personas que viven del turismo y que llevan ya 3 meses sin poder trabajar en el sector que les da de comer.

¿Por qué le molestará tanto a Pedro Sánchez verse obligado a adelantar la temporada turística más de lo que él hubiera querido? ¿Es porque le siguen escociendo las collejas que le deben haber llovido por parte de los que de verdad mandan en el sector turístico y en la Unión Europea? ¿Es porque todavía no había entendido que el Presidente del Gobierno de España no es el que más manda en España?

Ojalá empiece a notarse, a partir del 15 de Junio, que el hecho de que en España mande más la Unión Europea que nuestro Gobierno, puede tener, alguna vez, alguna ventaja.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: