EL ENORME PODER DESTRUCTIVO DE UNA DESESCALADA A PASO DE TORTUGA

Hace algunos días, se nos informó de que había habido 50 muertos por corona-virus a lo largo de los últimos 7 días, lo cual significa que, por término medio, hubo aproximadamente 7 muertos al día.

Al día siguiente, se nos informó de que había habido 35 muertos a lo largo de los últimos 7 días, lo cual significa que, por término medio, hubo 5 muertos al día.

Al día siguiente, se nos informó de que había habido 39 muertos a lo largo de los últimos 7 días, lo cual significa que, por término medio, hubo alrededor de 5 muertos al día.

Al día siguiente, que fue ayer mismo, se nos informó de que había habido 38 muertos a lo largo de los últimos 7 días, lo sigue significando que, por término medio, hubo alrededor de 5 muertos al día.

Además de estos datos, de los que se nos ha ido informando durante esta semana a través del teletexto, se ha llegado a decir que se ha dado el caso de que, en 24 horas, sólo se ha producido una muerte por corona-virus en España.

¿Qué habrá pasado con esa obsesión por informarnos del número de muertes provocadas por el corona-virus en España cada día, sin perdonar ninguno, y de hacerlo con tanta puntualidad, diligencia y machaconería? Se ve que los muertos no son tan importantes, para algunos y algunas, cuando no lo son en cantidad suficiente como para meternos miedo.

Lo que he expuesto denota que nuestro Gobierno de mierda está manteniendo paralizada nuestra economía y, en especial, el sector turístico, que es el motor de aquélla, a causa de 5 muertes o menos al día por coronavirus en un país que cuenta con 47.000.000 de habitantes, en lugar de acelerar la desescalada para reactivar nuestra economía y, sobre todo, nuestro turismo de una puta vez y renunciar a soplapolleces como cuarentenas obligatorias para disuadir a los turistas extranjeros de que vengan a España a disfrutar de sus vacaciones, o como que cada fase de la desescalada tenga que durar 15 días por cojones y no pueda limitarse a la duración de una semana, o como que no se permita la llegada de turistas extranjeros nada menos que hasta julio (ni siquiera a partir de mediados de junio)… por culpa de 5 o menos muertos al día, o ninguno.

Esto es lo más grave, en términos globales, que está pasando ahora mismo en España por culpa del nefasto y destructivo Gobierno que padecemos. Las cortinas de humo con las que ahora quieren despistar nuestra atención los vendidos periodistas a las órdenes del Gobierno con la machaconería que les caracteriza, no deben hacernos olvidar que Pedro Sánchez, o “Pedro el Tortuga”, y sus secuaces (que son tan “rápidos” de reflejos como él) siguen arruinando la temporada turística a base de aplazar su inicio de forma tan exagerada y absurda como injustificada.

No les ha bastado con la que han liado hasta el momento. Están empeñados en empeorar todavía más las cosas, siendo ahora más que evidente que nunca que quieren empeorarlas sin causa justificada.

Y, mientras tanto, el tan terrorífico repunte sigue sin producirse… Es lo que suele pasar: en verano, la gripe -sea del tipo que sea- no se contagia. Y a eso ni siquiera lo cambia el hecho de que haya sido utilizada para provocar, por primera vez en la Historia de la Humanidad, una devastadora crisis económica que lo será mucho más en España que en otros países… por culpa de “Pedro el Tortuga” y sus secuaces”.

Está visto y comprobado que esperar que el empanado de Pedro Sánchez se espabile de una puta vez es pedirle peras al olmo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: