Los esbirros del progresismo han encontrado el “Grial” en la Ley de Violencia de Género.

Archimillonarias subvenciones son repartidas a capricho entre asociaciones feministas que ejercen de paladines de los derechos de la mujer. Una legislación draconiana, que pone en el punto de mira al hombre como sujeto de los mayores males de las mujeres, sirve de pretexto para demonizar al varón haciendo política con ello.

El otro día vimos un elocuente hecho de esta politización monstruosa que incendia las televisiones y la web. Ortega Smith fue increpado por la feminista radical, Nadia Otmani, que nadie sabíamos quién era hasta ese momento televisivo salvo la policía, que años atrás incautó un laboratorio clandestino de heroína en la que Nadia Otmani, estuvo implicada. Que recibió como presidenta de la asociación de mujeres marroquíes Al-Amal miles de euros. Su imagen en silla de ruedas y sus lágrimas abroncando a Ortega Smith siguen dando vueltas en la SEXTA con preeminencia y sin cortes publicitarios.
Hoy hemos amanecido con reprobaciones al atacado y a Vox. No se han hecho esperar las voces socialistas y del consorcio progresivo demandando medidas institucionales para aislar a Vox de las mesas del Congreso. ¿Su delito? Defender que la ley de género es arbitraria en su concepción. Algo muy “inpolitico” y por lo que Vox es la víctima propiciatoria de los más vehementes apóstrofes y ultrajes.
A resultas de la accidentada sesión de ayer en el Consistorio madrileño están saliendo a la luz intrincadas redes de conexión entre partidos políticos y asociaciones de género perceptoras de miles de millones de euros.

¡El chollo de la Ley de Violencia de Género!.. Y de cómo se reparte la pasta que llega en ínfimas cantidades a las maltratadas y que como en el caso de los ERE no hay manera de saber adónde va el dinero. La corrupción desmaterializa los caudales públicos con la magia de David Copperfield. Convirtiendo las Asociaciones del maltrato machista en las más fabulosas carpas del ilusionismo. Todo un chollo para los grandes prestidigitadores económicos amparados en la ley de género e incumpliéndola.. ¡latrocinando!..

Que se entere toda España: Vox quiere que todos esos organismos hijos de la sinrazón, de los propósitos liberticidas, desaparezcan en su actual concepción. Nada causa mayores violencias a las mujeres que se trafique con su sufrimiento. El programa de Vox acabará con los chollos económicos, las asociaciones tapadera de amiguetes y colectivos, que hacen de la Violencia de Género su negocio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: