Dos mujeres matan a su hermana, graban un video y lo comparten por Whatsapp

Los hecho tuvieron lugar el pasado 3 de agosto, en la ciudad mexicana de Tampico y la violencia con la se que se ha cometido el crimen ha conmocionado a la sociedad y a la policía.

Las asesinas Marina y Verónica Martínez Rivera, eran las hermanas de Nataly Martínez Rivera, de 28 años y madre de tres niños.

Tal como han informado diversos medios locales, dos días antes del asesinato sus hermanas acudieron a la casa de Nataly para disculparse por el mal comportamiento que tuvieron con la víctima, pero la visita no transcurrió como en un primer momento parecía debido a que las hermanas de Nataly junto al novio de una de ellas, drogaron presuntamente a la joven Nataly y después se ensañaron con ella golpeándola con un mazo en la cabeza hasta romperle el cráneo y todos los huesos.

 

 

La autopsia realizada ha revelado que, además, fue acuchillada y mostraba pruebas evidentes de abuso sexual. Para intentar entorpecer las investigaciones de la policía y para desviar la autoría del brutal asesinato, después, envolvieron el cadáver de la joven y lo dejaron frente a su vivienda ubicada en el barrio Del Pueblo en Tampico.

Fuentes extraoficiales en Tamaulipas han comentado a diversos medios que la muerte de Nataly fue un un delito pasional por el amor de un hombre.

 

Los agentes encargados del caso han comentado que lo que más les ha sorprendido es la frialdad con la que han tenido lugar los hecho y sobre todo el que las dos presuntas asesinas grabaran en video el asesinato de su hermana y lo enviaran a sus familiares por Whatsapp

 

 

 

Sus hermanas lo tenían todo premeditado

Según comentan fuentes policiales, el suceso no puede considerarse como un caso fortuito fruto de la pasión irracional o de una pelea, dado que lo tenían todo planeado de antemano, incluso tenían ya previsto grabar el crimen y difundirlo por internet. Ignorando los gritos y las súplicas de Nataly mientras era torturada, las hermanas de la víctima la grabaron con su teléfono móvil el sufrimiento de la joven mientras ellos reían.El video fue enviados a varios familiares por WhatsApp.

Una mujer dulce y amable

Los vecinos de Nataly Martínez describen a la joven madre como una mujer dulce y amable, que llevaba una vida tranquila y muy normal, muy atenta con sus hijos y con toda la gente que la conocía. De sus hermanas comentan que eras muy violentas y con fama de agresivas, y que ya, en alguna otra ocasión habían amenazado a Nataly de muerte.

El juez deja en libertad a una de las presuntas asesinas y al novio de esta.

El juez ha dictado prisión provisional para Marina, a la que considera la autora material del asesinato, pero Verónica y su novio, cómplices de los hechos, continúan en libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *